domingo, 18 de abril de 2010

A petición de Miris: Sin título.

Sin título.

Yo sabía que Satanás era real. Lo sé porque yo lo vi, lo conocí, yo mejor que nadie sé que es real pues yo estuve a su lado.

Recuerdo que fue un viernes por la noche. Lo invité a mi casa a jugar ajedrez o cualquier otro juego. Yo sugerí ajedrez porque es mi juego preferido.

Le ofrecí una taza de café y yo también bebí una.

Jugué con él hasta el amanecer... A cierta hora de la mañana lo despedí y regresé a mi asiento, solo, pensando "como siempre, yo y mi sombra..." .

No recuerdo la hora en que terminamos ni quién ganó la partida, pero recuerdo el sentimiento que llenó mi ser esa noche, y recuerdo lo bien que me sentí con tal compañero y sabía que, sin duda, quería convivir con Satanás de nuevo...

[...]

De vez en cuando sigo visitándolo o yo lo invito a mi casa, pero sigo sin saber quién ganó la partida.

Métodos del pensamiento, Febrero 26, 2010.

5 comentarios:

♥ T h e S i r e n ♥ dijo...

En verdad AMO este cuento, me parece tan bueno, tan curioso, tan TODO. Y gracias por haberlo subido y dejarme leerlo de nuevo ♥

André/lou Bookashki dijo...

hahahahaha sí, te lo debía n_n

Rosita Epitafio dijo...

me recuerda al séptimo ello de Bergman

Rosita Epitafio dijo...

fe de erratas: sello*
:P

André/lou Bookashki dijo...

Aaaaah no lo he leído :O

Luego me lo pasas ¿vale?